.
  Alexander Popov
 
Si hay un nadador del que yo haya sido incondicional, ese es Alexander Popov, por tus méritos deportivos y por que siempre aprecié esa imagen de chico normal y buena persona que quienes le conocieron confirmaron que realmente es así.

A los 33 años 'El Zar' oficializó su adiós tras 13 años de reinado, 46 medallas y 9 oros olímpicos. Considerado el mejor sprinter de todos los tiempos, Sasha frenó el dominio de los americanos e impuso su ley de la velocidad en la piscina.

El considerado mejor velocista de todos los tiempos puso fin hace ya más de un año a una impecable carrera deportiva que explotó en los Juegos de Barcelona, en 1992, y concluyó en los de Atenas. “He tomado la decisión: es hora de irme y perseguir otras metas en la vida”, dijo Popov, de 33 años, en Moscú, en la gala en honor del vicepresidente del COI Vitaly Smirnov, que cumplía 70 años. Su retirada había sido adelantada a finales del 2004 por varios medios, y respondida por Popov con desmentidos.

Tenía 20 años cuando dejó al mundo boquiabierto al ganar los 50 y 100 libre en Barcelona-92, pese a que el año anterior ya habia avisado en el Europeo ganando tres oros y batiendo el récord continental de los 100 libre. Y repitió la hazaña olímpica cuatro años más tarde, en Atlanta.

Fue poco después de los Juegos de Atlanta cuando muchos auguraron el fin de su reinado. Pero volvió a lo más alto en el Mundial de Perth con su segundo oro en los 100 libre. Dos años más tarde estableció el mencionado récord mundial que todavía perdura.


Sasha junto a J.A. Samaranch. Sus 2 metros de altura
siempre le hacian sobresalir


En Sydney declinó su estrella olímpica –fue segundo en los 100 tras el holandés Pieter van den Hoogenband– pero tres años más tarde, en el Mundial de Barcelona, se erigió en el campeón del mundo de más edad, a sus 31 años. Fue, naturalmente, en los 100 libres, donde explotaba sus mejores armas de sprinter. Todavía está vigente su récord de los 50 (21”64).

Su última competición, los Juegos de Atenas, fueron decepcionantes. No entró en 'sus' finales, las de 50 y 100 libre. Al perder la final de los 100 libres Popov declaró “No pasa nada, el mundo no se va a terminar, no puedo ganarlo todo, también tengo que compartir alguna vez”. Su último oro fue en el Europeo de Madrid 2004, en los 50 libre. Entre Juegos, Mundiales y Europeos ha acumulado 46 medallas, 32 de ellas de oro.

“He tenido de todo: triunfos, decepciones, grandes rivales a lo largo de estos años y ya es hora de decir adiós”, dijo el nadador que sobrevivió a un acuchillamiento en 1996 en Moscú, tras una discusión con unos vendedores ambulantes de melones.

Popov estuvo entrenando diez años en Australia –Guennadi Turetski, su entrenador de toda la vida, se lo llevó a Canberra– y ahora vive en la localidad suiza de Bienne con su mujer, la ex nadadora olímpica rusa Daria Shmeleyva, y sus dos hijos, Vladimir y Anton. Asegura tener varias opciones para su futuro, aunque ya tiene dos ocupaciones que son la de embajador universal de la marca de relojes Omega y la de su pertenencia a la Comisión de Atletas del COI. “Me gustaría ayudar a nadadores jóvenes pero de momento no me han llegado ofertas. No de Rusia, por lo menos”, manifestó Popov.

A lo largo de su carrera, los australianos insistieron en que se nacionalizara, pero Sasha siempre se declaró fiel a Rusia.

Si algo le ha distinguido siempre ha sido su frialdad y una superioridad no ofensiva para sus rivales, que le valió el sobrenombre de 'El Zar'. Con Barcelona ha mantenido siempre una relación especial. Fue aquí donde se dio a conocer a nivel mundial en los Juegos del 92 y también donde logró tres oros –50, 100 y 4x100 libre– en el Mundial de 2003, firmando su última gran actuación. Cada año hasta el 2004 ha acudido puntual al 'Ciutat de Barcelona' que organiza en junio el CN Sant Andreu.



'El Zar' nació en en Sverdlovsk, en los Urales, y no aprendió a nadar hasta los ocho años, cuando fue capaz de superar el miedo que le producía el agua. En sus inicios se le formó para convertirlo en espaldista, pero el 'gurú' Guennadi Turetski intuyó que allí había un campeón y decidió llevárselo a entrenar a Volvogrado y hacer de él un sprinter. Turetski tenía la misión de hallar un antídoto que frenase a Matt Biondi, el norteamericano que dominaba las aguas rápidas con autoridad, como demostró en Seúl'88.

Además de su puesta de largo en Barcelona 92, quizá un momento importante fue la final de Atlanta 1996, cuando todos los americanos confiaban en que su compatriota Gary Hall Jr. ganara el oro, hasta el punto que el presidente del país Bill Clinton fue a la final con el objetivo de colgarle la medalla al vencedor. Popov se encargó de aguarles la fiesta a los americanos.


Datos relevantes

 - 4 juegos olímpicos disputados: Barcelona'92, Atlanta'96, Sydney'00 y Atenas'04 
 - Doble campeón olímpico de 50 y 100 metros libre (Barcelona'92 y Atlanta'96). En total 9 oros olímpicos.
 - Triple campeón del mundo de 100 metros libre (1994, 1998 y 2003) y doble campeón de 50 (1994 y 2003).
 - Cinco veces campeón de Europa de 100 metros libre (1991, 1993, 1995, 1997 y 2000) y de 50 (1993, 1995, 1997, 2000 y 2004). 
 - Record del mundo vigente en 50m libre (21.64)
 - Se mantuvo imbatido en las grandes citas internacionales de 1991 a 1998.
 - En 1996 recibió la medalla de honor al mérito deportivo otorgada por Rusia y de recibir el reconocimiento de la prensa europea como el mejor atleta del año.
 
  En este momento hay 9 visitantes en esta página ( Powered by Piojo )  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=